La Eucaristía (4) – 2 Mayo


3ª Parte: LITURGIA DE LA EUCARISTÍA

Esta semana el tema es un poco complicado y tampoco os vamos a pedir que os sepáis todo, poca gente de la que viene a misa habitualmente conoce lo que os vamos a contar hoy, incluso alguno de las “palabras” son complicadas. Esta parte de la eucaristía es la más larga, pero también la más importante y por eso da “nombre” a la Eucaristía, y es en la que celebramos “el sacramento”.

Si recordáis, “Eucaristía” significa acción de gracias. Es también un “memorial”. Tiene tres partes: Rito de las ofrendas, Gran Plegaria Eucarística (es el núcleo de toda la celebración, es una plegaria de acción de gracias en la que actualizamos la muerte y resurrección de Jesús) y Rito de comunión.

Acabada la liturgia de la palabra con en Credo y con las Peticiones, y la oración del sacerdote, da comienzo esta la “Liturgia de la Eucaristía”

Rito de las ofrendas:

 Empezamos sentándonos. En este momento, “preparamos la mesa”.  Presentamos el pan y el vino que se transformarán en el cuerpo y la sangre de Cristo. Realizamos la colecta en favor de toda la Iglesia. (Pasamos los cestos) Oramos sobre las ofrendas. ¿Por qué? y Para qué pensáis que pasamos los cestos y hacemos la colecta? ¿Qué pensáis que puede significar? Dejadnos vuestras respuesta en los comentarios. 

Mientras estamos haciendo la colecta el sacerdote prepara el altar. Coloca el pan y el vino sobre el altar, echa el vino en el cáliz, y también con un poco de agua. (¿Recordáis el agua del bautismo?), Coge la Patena ¿Qué será eso?, la levanta y pronuncia las siguientes palabras:

Sacerdote: Bendito seas, Señor, Dios del Universo, por este pan, fruto de la tierra y del trabajo del hombre, que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos, él será para nosotros pan de vida.
Todos: Bendito seas por siempre, Señor.

Sacerdote: Bendito seas, Señor, Dios del Universo, por este vino, fruto de la tierra y del trabajo del hombre, que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos, él será para nosotros bebida de salvación.
Todos: Bendito seas por siempre, Señor.

Sacerdote: Orad hermanos, para que nuestro sacrificio sea agradable a Dios, Padre todopoderoso.
Todos: El Señor reciba de tus manos este sacrificio, para alabanza y gloria de su nombre, para nuestro bien y el de toda su santa Iglesia. Bendito seas por siempre, Señor.

Y acaba esta primera parte, haciendo una oración sobre las ofrendas y acabando:
Sacerdote: Por Jesucristo Nuestro Señor.
Todos: Amén

Y aquí nos ponemos en pie para la segunda de las partes:

La Plegaria Eucarística. 

  • Prefacio: Es una oración de acción de gracias y alabanza a Dios, al tres veces santo.

Sacerdote: El Señor esté con vosotros.
Todos: Y con tu espíritu.

Sacerdote: Levantemos el corazón.
Todos: Lo tenemos levantado hacia el Señor.

Sacerdote: Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
Todos: Es justo y necesario.

Sacerdote: En verdad, Padre bueno, hoy estamos de fiesta: nuestro corazón está lleno de agradecimiento. Tú nos amas tanto, que has hecho para nosotros este mundo inmenso y maravilloso. Tú nos amas tanto, que nos das a tu Hijo, Jesús, para que él nos acompañe hasta ti. Tú nos amas tanto, que nos reúnes con Jesús, como a los hijos de una misma familia. (o similar)

Sacerdote: Por ese amor tan grande, queremos darte gracias y cantarte con los ángeles y los santos que te adoran en el cielo.
Todos cantando: Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del Universo. Llenos están los cielos y la tierra de tu gloria. Hosanna en el cielo.

Sacerdote: Bendito sea Jesús, tu enviado el amigo de los niños y de los pobres. Él vino para enseñarnos cómo debemos amarte a Ti y amarnos los unos a los otros. Él vino para arrancar de nuestros corazones el mal que nos impide ser amigos y el odio que no nos deja a ser felices. Él ha prometido que su Espíritu Santo estará siempre con nosotros para que vivamos como verdaderos hijos tuyos.

  • Epíclesis. El celebrante extiende sus manos sobre el pan y el vino e invoca al Espíritu Santo, para que por su acción los transforme en el cuerpo y la sangre de Jesús. NOS ARRODILLAMOS. ¿Por qué?. Otra pregunta que os dejo responder en los comentarios. Hacemos MÁXIMO SILENCIO

El sacerdote junta las manos.

Sacerdote: A Ti, Dios y Padre nuestro, te pedimos que nos envíes tu Espíritu para que este pan y este vino
sean el Cuerpo + y la Sangre de Jesucristo, Nuestro Señor.

  • Consagración: El sacerdote hace “memoria” de la última cena, pronunciando las mismas palabras de Jesús. El pan y el vino se transforman en el cuerpo y en la sangre de Jesús. MÁXIMO SILENCIO

Sacerdote: El mismo Jesús, poco antes de morir, nos dio la prueba de tu Amor. Cuando estaba sentado a la mesa con sus discípulos, tomó el pan, dijo una oración para bendecirte y darte gracias, lo partió y lo dio a sus discípulos, diciéndoles: TOMAD Y COMED TODOS DE ÉL, PORQUE ESTO ES MI CUERPO, QUE SERÁ ENTREGADO POR VOSOTROS.
Muestra el pan consagrado al pueblo.  Deposita luego eI pan consagrado sobre la patena y lo adora haciendo 
genuflexión. Después toma el cáliz y, sosteniéndolo un poco elevado sobre el altar, prosigue:
Después, tomó el cáliz lleno de vino  y, dándote gracias de nuevo,  lo pasó a sus discípulos, diciendo: 
(Se inclina un poco)
Sacerdote: Tomad y bebed todos de él,  porque éste es el cáliz de mi Sangre,  Sangre de la alianza nueva y eterna, 
que será derramada por vosotros  y por todos los hombres  para el perdón de los pecados. 

Sacerdote: Y les dijo también:  Haced esto en conmemoración mía. 
Deposita luego el cáliz sobre el corporal y lo adora haciendo genuflexión.

  • Aclamación: Aclamamos el misterio central de nuestra fe. (Ya podemos ponernos “de pie”)

Todos: ANUNCIAMOS TU MUERTE, PROCLAMAMOS TU RESURRECCIÓN, VEN SEÑOR JESUS

  • Intercesión: Ofrecemos este sacrificio de Jesús en comunión con toda la Iglesia. Pedimos por el Papa, por los obispos, por todos los difuntos y por todos nosotros.

Sacerdote: Escúchanos, Señor Dios nuestro; danos tu Espíritu de amor a los que participamos en esta comida, para que vivamos cada día más unidos en la Iglesia, con el santo Padre, el Papa FRANCISCO., con nuestro Obispo MANUEL., los demás obispos, y todos los que trabajan por tu pueblo.

Sacerdote: No te olvides de las personas que amamos ni de aquellas a las que debiéramos querer más. Acuérdate también de los que ya murieron  y recíbelos con amor en tu casa. Y un día, reúnenos cerca de ti  con María, la Virgen, Madre de Dios y Madre nuestra,  para celebrar en tu reino la gran fiesta del cielo.

  • Doxología: El sacerdote ofrece al Padre el cuerpo y la sangre de Jesús, por Cristo, con él y en él, en la unidad del Espíritu Santo. Todos respondemos: “Amén”. Es el Amén más Fuerte, “Que se oiga”. Con ella acaba la Plegaria Eucarística. 

El sacerdote junta las manos, toma la patena, con el pan consagrado, y el cáliz y, sosteniéndolos elevados, dice:

Sacerdote: Por Cristo, con él y en él, a ti, Dios Padre omnipotente, en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos.

TODOS: AMÉN

Y nos queda la tercera parte de esta liturgia de la eucaristía: El Rito de la Comunión, que lo dejamos para la semana que viene para verlo más detalladamente.

Esta semana, Seguid aprendiendo las respuestas y las oraciones de la misa: Yo confieso, y un “poco” Gloria, Credo, asi como el Santo. De lo de hoy no tenéis que “aprender” las partes y aún menos, pero sí saber que es lo que se va haciendo en cada una de ellas, (compartir, dar gracias, recordar, pedir que venga el Espíritu santo, convertir el pan y vino en el cuerpo y sangre,… )

ah, os dejo un nuevo capitulo de Guardianes de la Historia, vamos llegando ya al final,… 

,

4 respuestas a “La Eucaristía (4) – 2 Mayo”

  1. Holaaa, yo creo que se realiza la colecta para ayudar en los gastos de la parroquia y también para personas necesitadas. Yo creo que puede significar desprendernos de algo material, cada uno lo que pueda,para ayudar a los demás.
    Nos arrodillamos porque en ese momento el pan y el vino representan el cuerpo y la sangre de Jesús y así demostramos el respeto y el amor que le tenemos

  2. Buenos días
    Yo creo que pasar el cesto sirve para los gastos de la iglesia y para la gente que necesita comida , dinero , una casa , ropa , medicamentos,etc.

    Yo creo que se arrodillan para que Dios vea que tienen respeto hacia el.

  3. Hola buenas soy Varinia los cestos yo creo que se pasan para ayudar a los pobres por ejemplo a los que no tienen casa , comida , ropa etc…. y para los gastos de la iglesia. Nos arrodillamos para recibir el cuerpo y la sangre de Jesús como una ofrenda hacia él demostrando respeto. La patena es la bandeja donde el sacerdote pone el pan y el vino para después consagrarlos y enseñarlos al pueblo .

  4. Soy ángel cuando pasan la colecta del cesto es para ayudar en la iglesia referido ala mejora del sitio y para ayudar a los demás.

    Nos arrodillamos para recibir el cuerpo y la sangre del señor como modo de respeto hacia él

    La patena es donde pone el sacerdote el vino y el pan ,después lo bendice y lo enseña al pueblo de Dios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos
Responsable Unidad Pastoral Parroquias Sagrada Familia, Santa Maria (Pronillo), San Juan Bautista – Obispado de Santander +info…
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info…
Legitimación Consentimiento del interesado. +info…
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info…
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info…
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

El tamaño máximo de subida de archivos: 12 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, interactivo. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí