La oración del Padre Nuestro (3) (16 de mayo)

La oración del Padre Nuestro (3) (16 de mayo)

Estas dos semanas hemos reflexionado con las siguientes frases del Padre nuestro:

 PADRE NUESTRO

QUE ESTÁS EN EL CIELO

SANTIFICADO SEA TU NOMBRE

VENGA A NOSOTROS TU REINO

HÁGASE TU VOLUNTAD EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

Esta semana, vamos a pedir la ayuda de Dios, su gracia, mediante las últimas frases a analizar de esta hermosa oración que estamos trabajando.

María Cruz Báscones, “Alpe”.

DANOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DÍA. Al decir “danos”, le estamos pidiendo que nos ofrezca, que nos invite. ¿Cuándo? Hoy. Ese hoy se va renovando cada día. Le pedimos a Dios que nos lo dé siempre. Pero, qué queremos que nos dé? Nuestro pan. El de toda la humanidad, que debe ser compartido y repartido por todos nosotros para combatir el hambre. Sí, ese pan físico que nos alimenta, pero también el pan espiritual al que se nos invita en la Eucaristía (quienes han recibido la Primera Comunión) y que nos da fortaleza en el día a día. Que no falte en ningún lugar ese pan y que cada uno de nosotros podamos acercar al necesitado a ese pan.

¿Cómo puedo acercar el pan a quien lo necesita?(por ejemplo, con una sonrisa, un abrazo, hablando bien de Dios, siendo conscientes de la suerte que tenemos por poder comer todos los días, enseñando con manos abiertas, …).

PERDONA NUESTRAS OFENSAS COMO TAMBIÉN NOSOTROS PERDONAMOS A LOS QUE NOS OFENDEN. Por una parte, pedimos, rogamos a Dios que nos perdone a nosotros, de Padre a hijo. En esta petición, nos hacemos humildes reconociendo que somos pecadores, que todos cometemos faltas y tenemos errores, que somos egoístas y que, a veces, no nos portamos bien. Desde esta posición, le decimos que necesitamos un corazón grande como el suyo, necesitamos recibir su amor, ese Amor que siempre nos va a dar, sin excepción. Por otra parte, y como buen Maestro, queremos aprender de Él a perdonar a aquellos que puedan “herirnos” porque el primero que nos ha perdonado ha sido Él, a ti y a mí, sí. Para ello, necesitamos la ayuda del Espíritu Santo.

Imagínate que algún compañero / amigo se ha portado mal contigo. ¿Qué le dirías y harías para perdonarle?

                Y si el que se ha portado mal eres tú, ¿cómo pedirías perdón?

NO NOS DEJES CAER EN LA TENTACIÓN. Le pedimos a Dios que nos ayude a tomar el camino correcto, que nos acordemos siempre de Él y seamos sus amigos. La oración nos ayuda a seguir este camino de Amor que nos hace huir del pecado. A lo largo de nuestra vida, nos encontramos con muchas tentaciones (por ejemplo, cuando no hago caso de los consejos que me dan mis padres, cuando me dicen de hacer algo y me invade la pereza y aparece esa frase tan típica: “¡Ya voy!” traducida en “uff, a ver si se le olvida”…).

Cita un momento concreto en el que hayas caído en la tentación.

Piensa en otro momento en el que hayas salido de esa tentación. ¿Cómo lo has conseguido?

LÍBRANOS DEL MAL. En el mundo hay muchos dioses a los que adoran los hombres (el dinero, el poder, el pecado,…); dioses que no dan la felicidad. Por eso, le pedimos a Dios que nos libre de adorar a cualquier otro Dios que no sea Él. Que nos libre de todo lo que nos aleja de Él y nos ayude a ir por el camino del Amor, que no es fácil, es verdad, pero es el único que nos puede llevar a la felicidad.

¿Qué quieres hacer tú para que Dios te libre del mal?. Piensa en algo concreto y de tu entorno cercano.

AMÉN. Con esta palabra, que quiere decir “Así sea”, aceptamos la voluntad de Dios, pedimos que se cumpla lo que acabamos de rezar.

Pido a Dios que me ayude a cumplir esta oración. Cada uno escribís una petición a Dios.

Igual que la semana pasada, os vamos a pedir que escojáis una de las frases de esta semana y hagáis un dibujo ilustrándola.

Finalizamos la oración del Padre nuestro con una oración final que recoge la palabra “Amén” y que podéis rezar niños y adultos juntos

En tus manos de Padre

dejamos nuestro rezo de hoy,

que lo que te hemos pedido

se cumpla ahora y siempre, Amén.

María Cruz Báscones, “Alpe”.
Silvia Gutiérrez Samper
Silvia Gutiérrez Samper

2 comentarios

Ana Publicado el11:45 am - 16 mayo, 2021

1:Ayudando a los demás y hablando bien de Dios.
2:Le diría, que si no lo volvería a hacer le perdonaba, pero si yo se lo hacía él, le diría
que no lo volvería a hacer.
3: Cuando mi madre me dice que me ponga las zapatillas y yo no quiero pero he acabado pidiendo perdón y dando abrazos.
4: Le pediría que me libren de los males cómo pelearme o no compartir.
5: Pido a Diós que toda mi familia esté sana.

Gonzalo Fernández Lanza Publicado el10:35 pm - 21 mayo, 2021

1- yo puedo ayudar dando limosna a los pobre cuando les vemos por la calle-.
2- Yo le perdonaría aunque a veces me cueste un poco. a mi me encantaría que lo hicieran conmigo.
3-cuando me dice mamá o papá que haga algo y digo QUE YA VOI .
4-primero perdón y luego digo que nunca más lo voy a hacer.
5-pido a Dios que termine este momento tan malo que estamos pasando como es el coronavirus. que todo el mundo este bien.

Dejar una respuesta

The maximum upload file size: 12 MB. You can upload: image, audio, video, document, interactive. Links to YouTube, Facebook, Twitter and other services inserted in the comment text will be automatically embedded. Drop file here